La industria financiera a través de los años ha ido evolucionando y transformándose para adaptarse a las nuevas generaciones. Generaciones que son más demandantes y poco tienen en común con lo que algunos catalogarían como tradicional.  Como señala Eduardo Farah, Principal Sales Consultant de Oracle: “El camino de los bancos en la actualidad, es trabajar conjuntamente”.

Compras en retail, beneficios para gente saludable, creación de banca corporativa 100% online para nuevos negocios y visitas virtuales para comprar una casa con financiamiento hipotecario, son algunos de los ejemplos que se pueden utilizar para explicar el contexto al cual se ve enfrentada la industria financiera y cómo debe adaptarse a un cliente que no es leal si no tiene beneficios a cambio. 

Gracias a lo mencionado anteriormente, hoy en día se percibe una banca hiper conectada, aquella que mediante el servicio prestado permite hacer una construcción de experiencia diferente hacia el cliente, y generar la posibilidad a la banca de ingresar en un mundo de APIs para obtener la capacidad de interacción con otras industrias y conseguir información relevante en el proceso.

Es con este contexto que entendemos por qué se habla hoy en día de la banca del futuro. Una banca cumplida, colaborativa, certificada y monetizada.  Capaz de generar alianzas estratégicas y realizar soluciones personalizadas y a la medida de sus clientes.

La banca del futuro existe hoy

Los bancos tienen grandes desafíos hoy en día, puesto que presentan dificultades en la retención de clientes, costos operacionales y la nueva competencia, los Neo Banks. Adicional a las implicaciones que la pandemia ha dejado desde el 2020 y el acelerador que esta impuso sobre la transformación digital. Es por esto que, como indica Kamal Kishore, Director COE Sophos Solutions: “No podemos quedarnos en el presente, debemos enfocarnos en el futuro”.

¿Cuál es el camino para que los bancos puedan superen estos retos?

La banca del futuro se da gracias a la mezcla entre soluciones de talla mundial, que proveen agilidad y eficiencia para el mundo digital; y talento, desarrollado gracias a la experiencia y conocimiento del negocio. A continuación, mencionaremos 4 partes fundamentales para lograr esta mezcla:

Estrategia

Los bancos deben tomar el camino en el cual colocan al cliente primero, de tal manera que utilicen los datos que pueden obtener (propios o de terceros) para tomar decisiones en pro de los clientes.  Es necesario adicional a esto, que piensen Opti canal, y no seguir pensando omni canal. Esto con el fin de enriquecer los canales y ofrecer diferentes funcionalidades.

Tecnología

Es importante tener respaldo tecnológico para lograr superar todos estos retos, pues es necesario tener productos verticales y horizontales flexibles, ya que son estos los que vienen con las funcionalidades necesarias para la banca hoy.

Inteligencia Artificial

Es fundamental para poder superar muchas actividades manuales que aún se producen en los bancos.  Créditos digitales, análisis de riesgo, análisis financiero, revisiones de origen de dinero del cliente, entre otras son algunas de las actividades que pueden evolucionar gracias a la Inteligencia artificial.

Servicios al Cliente

Llegó el momento que la banca piense en valor compartido, pues los valores ya no son los mismos de antes, y para la clientela ya no van a funcionar los modelos anteriores.  La hiper personalización y la economía compartida parecen ser el camino correcto.

Como consecuencia de las necesidades se han creado soluciones para esta transformación y se ha buscado que éstas tengan beneficios llamativos. Es por todo lo mencionado anteriormente que Sophos Solutions junto con AWS, Oracle, Bizagi, y Fintechs se unieron para crear Bank 4US. Un producto lleno de beneficios:

  • Mejora el Time to Market
  • Recupera el foco en el negocio
  • Minimiza la inversión inicial
  • Soporte ágil y eficiente
  • Reducción de costos de operación
  • Siempre actualizado

Adicional Bank 4US permite agilizar procesos de innovación alrededor de productos y servicios (API), la implementación de nuevos productos y servicios paralelo a su modelo de CORE tradicional, la habilitación de procesos de migración de servicios del banco a la nube, entre otros.

Este producto se enfoca en 5 partes principalmente: ambientes, parametrización, migración e integración.  Cada parte cumpliendo su objetivo frente a la banca del futuro y los nuevos retos que proponen las nuevas generaciones para estar hiper conectados, e hiper personalizados.

Y tú ¿Ya conoces nueva forma de contar la historia de la banca digital?

Deja una respuesta

Cerrar menú