Cómo crear productos exitosos antes de la primera línea de código

Después de la pandemia del Covid-19, los procesos de transformación digital que estaba viviendo el mundo se aceleraron para que pudiéramos adaptarnos a una vida en donde la autogestión y el trabajo remoto se volvieron cruciales. La tecnología jugó un papel indispensable para que el estilo de vida que llevábamos no se viera afectado por el distanciamiento social.

Entonces, en tiempo récord empezaron a salir al mercado soluciones tecnológicas que prometían emular la vida y los procesos antes de la crisis sanitaria, sin embargo, no todas fueron exitosas, ya que muchas no tuvieron la acogida en el mercado que se esperaba.

Hoy se estima que alrededor de 40% de los productos tecnológicos que salen al mercado no tienen un buen product market fit. Esto los convierte en grandes elefantes blancos que consumen recursos y talento, sin conseguir sus objetivos en términos de revenue y de mercado.

En la carrera de la transformación digital, las compañías se han olvidado de hacer una correcta planeación de las características claves y relevantes del producto, antes de iniciar su desarrollo. Es por esto que se deben entender muy bien las razones por las que estos fallan y tomar acciones efectivas para optimizar los esfuerzos de desarrollo en tiempo y dinero.

¿Por qué los productos de tecnología fallan en el mercado? A continuación, algunas razones:

• Fallas en el entendimiento de las necesidades del mercado.
• Una priorización inadecuada de las funciones de valor para el usuario final.
• Desarrollar funcionalidades que responden a problemas que no existen.
• Apuntar al mercado equivocado.
• Plantear una estrategia de monetización equivocada.
• Un mal entendimiento de las necesidades técnicas en las primeras etapas de desarrollo.

Definición de la estrategia antes de la primera línea de código
En un proyecto de construcción es necesario definir y aprobar los planos y maquetas antes de excavar el primer cimiento. De esta misma manera sucede para los productos tecnológicos, es necesario construir una planeación estratégica antes de hacer la primera línea de código. Según Roman Pichler, para tomar las decisiones de arquitectura y de tecnología correctas para el desarrollo de un producto, es indispensable construir una estrategia que haya sido validada y que no contenga riesgos significativos para el desarrollo.

A continuación, un extracto de su obra: “Strategize: Product Strategy and Product Roadmap Practices for the Digital Age”:
“Without a valid product strategy—a strategy that has been validated and does not contain any significant risks—you will struggle to discover the right product details; to create the right epics, user stories, story maps, scenarios, design sketches, and mock-ups; and to make the right architecture and technology decisions.”

Si quieres leer más de Roman Pichler haz clic aquí

¿Cómo podemos construir esta estrategia?

1. Definición del user persona.
Es importante tener claro que, en cuanto a experiencia de usuario, la última palabra la tiene el usuario final y no el cliente o sponsor que va a lanzar el producto, por eso es crucial centrar la investigación de las necesidades en el usuario final.

Teniendo en cuenta esto, es necesario identificar para qué mercado da más valor el producto que se va a desarrollar. Una vez identificado esto, debemos saber cuáles son los intereses particulares de este mercado y empatizar con ello. Por medio de este ejercicio podremos construir un user persona que debemos conocer (sus gustos, sus pasiones, su información demográfica y cuáles serían las razones por la que esta persona no usaría nuestro producto en miras de encontrar nuevas oportunidades).

2. Validar características funcionales clave.
A través de la construcción de un journey con este user persona, podremos identificar los puntos de contacto claves con el producto y así conocer sus dolores, expectativas y emociones, con el objetivo de conocer cómo se puede entregar valor a ese usuario final.

3. Priorización estratégica
Una vez mapeadas las funcionalidades clave, se debe identificar con el usuario cuáles son las más importantes y urgentes, y con esto hacer la priorización para empezar a construir un roadmap de trabajo. Además, es necesario saber por cada una de estas funcionalidades qué es lo que maximiza la experiencia del usuario final en términos sociales, emocionales y funcionales. De esta manera, se garantiza que no sólo se estén priorizando las funcionalidades correctas, sino que estas estén diseñadas y acopladas según las necesidades del usuario final.

4. Competencia y estrategia de monetización
Detrás de cada producto digital debe haber una estrategia de monetización clara que permita garantizar la sostenibilidad del mismo en el mercado. Es por esto que debemos conocer las capacidades adquisitivas del usuario final y validar si este está dispuesto a pagar por el producto o servicio que se está ofreciendo; en el caso de monetización por medio de publicidad, trazar las metas que se deben cumplir en términos de usuarios para tener patrocinadores.

También, es importante tener un conocimiento amplio de la competencia y las soluciones que ofrece, de esta manera es posible mantener en el mercado un producto diferenciado que atraiga a los usuarios clave para hacer sostenible su permanencia.

Por medio de investigaciones sobre el mercado objetivo y acompañamiento al usuario final, en todos los puntos de contacto con el producto, es posible encontrar información relevante para descubrir oportunidades nuevas y construir una estrategia de monetización que se ajuste a las necesidades del mismo.

¿Qué sigue después de definir la estrategia y planificar las funcionalidades?
Una vez construido el roadmap de trabajo para nuestro producto, por cada una de las iteraciones estipuladas, se deben hacer realizas las siguientes acciones antes de empezar el proceso de desarrollo:

1. Construcción de funcionalidades en mockups y wireframes
Para cada una de las etapas definidas para el roadmap de trabajo se deben refinar las funcionalidades; la manera más fácil de hacerlo es por medio de la maquetación, a través de wireframes, y luego de la construcción del diseño final por medio de mockups y prototipos funcionales. A través de estas herramientas, es posible verificar con el usuario final si las funcionalidades estipuladas son las correctas o si se deben hacer cambios.

Es importante notar que esta es la etapa donde se deben hacer los ajustes clave para que las funcionalidades del producto no se cambien durante el desarrollo, ya que hacer cambios en desarrollo es mucho más costoso que hacer cambios en la etapa de diseño, así se eliminan riesgos de reprocesos durante el desarrollo.

2. Validación técnica
Una vez esté claro el horizonte estratégico del producto, se deben definir las capacidades técnicas que se necesitan para llevar a cabo el desarrollo, en términos de arquitectura y talento humano. Teniendo en cuenta esto se hace la planeación técnica de las funcionalidades y las historias de usuario finales listas para pasar al equipo de desarrollo.

¡Estamos listos para nuestra primera línea de código!
Una vez esté claro el alcance funcional y técnico estratégico, a través de las historias de usuario aprobadas por cliente, se puede empezar a desarrollar el producto. Parece que el camino para llegar hasta acá es muy largo y que es más fácil pensar en el desarrollo yendo directamente a escribir las primeras líneas de código. Sin embargo, hay un universo anterior que es necesario levantar, para asegurar que el producto tenga una acogida exitosa en el mercado, alcance sus objetivos de revenue y de experiencia de usuario, y por supuesto que se optimicen los esfuerzos en desarrollo y costos asociados.

La construcción de un producto digital es un proceso iterativo
Los mercados son cambiantes y con ello también sus necesidades. Es por esto que una vez realizada la evaluación de la estrategia del producto, basada en el usuario final, se debe evaluar constantemente mientras el producto esté en el mercado. Esta evaluación se puede hacer por medio de monitoreo de data, encuestas, pruebas con usuario, entre otras. De esta manera se pueden encontrar nuevas oportunidades de monetización, nuevos mercados u oportunidades de mejora claves que garanticen un product market fit exitoso.

Publicado: agosto 25, 2022

También podría gustarte

Desplegando entornos de desarrollo integrado (IDE) seguros con AWS – Parte 2

De la ingeniería química a la ciencia de datos

Innovar no es una responsabilidad exclusiva para líderes y emprendedores

LA FAMILIA .NET